5 dic. 2011

En los ultimos dias (capitulo 6)

A unas calles vi que un camion de militares estaban llevandose a la gente, a los hombres les ponia grilletes en las manos y en el cuello, a los niños los fusilaban sistematicamente, poniendolos en un palo atados con una soga en el medio de su cuerpo, como si fueran ovejas puestas para el asado, a una que trato de defender de tal mal un soldado le golpeo con su culata a ella y comenzo a desvestirla, y comenzo a violarla alli mismo, ellos no eran humanos, entiendes, parecian peores que los propios zombies, demonios salidos del abismo.
Entre tanta maldad la vi a Mariana con mi padre y mi hermano menor, siendo metidos rapidamente en el auto,  yo no podia tolelar tal cosa, pero no sabia que podia hacer, estaba solo y no tenia ni siquiera el arma de mi padre, no tenia muchas opciones asi que lo unico que hice fue tomar un palo grande que estaba cerca y acercarme rapidamente rescatar a mi familia. De un golpe certero en la cabeza logre dejar inconciente al bastardo que habia violado a la pobre mujer, pero me di cuenta de que ella ya la habia asesinado, a sangre fria, de un tiro en la cabeza, asi que lo que hice fue golpear una ultima vez y dispararle en su virildad por si se queria levantar.
Tomada su arma me fui acercando al grupo, a uno le dispare directo a la cabeza, luego a otro en la pierna y al  ultimo, que era el que tenia encandenado a mi familia en la mano en la cual sostenia sus cadenas, "Rapido, nos tenemos que largar antes de que estos monstruos vuelvan, dado que el resto del grupo habia ido a buscar mas victimas" cuando logre desatar a todos y ver como se iban todos rapidamente a esconder a los bosques cercanos, senti como un fuerte golpe en el pecho, me habian disparado. Cai rapidamente al piso, luego de alli no pude escuchar mas, lo unico que recuerdo es que Mariana y mi Padre volvian a ver que me habia pasado entre gritos y lagrimas, pero fue tarde dado que la horda de soldados habia vuelto y los volvio a tomar prisioneros, el hombre que me disparo fue su jefe, o el que parecia ser el.
Ese enorme bastardo gordo y feo, enorme, no parecia un hombre, parecia un oso, y tenia una enorme marca en la cara. Yo medio muerto vi como mato a sangre fria a mi padre, a mi hermano y como se llevaba a mi amada pero sin antes decirme, "como recuerdito por tu impertinencia, llevaras siempre la marca de Guevara", tras lo cual saco un enorme cuchillo y me dejo la marca que ves actualmente en mi cara. Luego de esto se fue con ella en el enorme camion, diciendole a sus secuaces, "muchachos ya tomamos esclavos, en cuanto a ti, seras mi esclava mas apreciada, mi trofeo mas importante", entre las lagrimas de Mariana, que pensaba que iba a morir, yo trataba de decirle de que estaria bien y que la rescataria, pero estaba muy debil, sentia que las manos de la muerte venian por mi. Largo tiempo estuve alli, tenia miedo de que los infectados volvieran por sentir la carne fresca de un hombre moribundo pero no aparecian en la region. Hasta que en la lejania pude ver un hombre a caballo, al igual que vos me viste a mi, que me monto y me llevo a su escondite, me curo y me cuido hasta que estuviese bien. Un dia me dijo que el tiempo era el determinado y me explico, "muchacho es hora de que aprendas por que te cure, por que vi en ti, en ese lugar cuando estabas moribundo de que vos eras puro, vi como te enfrentaste a todos ellos sin saber como emplear ningun arma, y como defendiste a los tuyos por eso voy a enseñarte a como pelear, como emplear todo tipo de arma, pero cada poder tiene una responsabilidad por lo tanto te dare un codigo que trajo mi abuelo de la lejana España, el codigo de los caballeros, dado que el coraje nunca debe mezclarse con la venganza, nosotros no nos vengamos, nosotros hacemos justicia" entonces luego de haberme enseñado esto, me fui de su casa, con la promesa de volver. Asi comenze la larga travesia de reclutar gente a mi cruzada, dado que los hombres de guevara eran mas que los mios, y si yo me quedaba en Buenos Aires, Guevara atacaria mas fuerte que los mismos infectados, asi que decidi huir al interior de la Patagonia, el unico terreno al que el y su gente me buscaria.
Alli con los fondos de mi padre y sus contactos (que quedaban) empeze a formar al cuerpo de paladines blancos, siempre manteniendo bien alto "Nosotros no nos vengamos, nostros hacemos justicia". En los ultimos meses antes de tu llegada escuche me revelaron algunas fuentes que en Buenos Aires Guevara se estaba haciendo cada vez mas debil, sus fuerzas fueron emboscadas por los infectados que empezaron a desarrollar cierto grado de inteligencia, y lograron derrotar varias veces a el, pero lo que mas importa es que escuche que mi amada Mariana estaba todavia con vida, habia sido desposada con Guevara, y vivia en la fortaleza de Buena vista, en su Harem personal, asi que diseñe un plan para ir a rescatarla y ajusticiar a guevara por lo que me hizo a mi y a mi familia."
Entonces que le conteste "¿que tengo que ver con todo esto?, solo un simple hombre que rescataron en las llanuras muertas" a lo que me replico, ya no con lagrimas sino con valentia, "por que vos venis de alli, vos viste como evoluciono todo, y la ultima vez en la que estuviste, segun mis contactos, el Dr Lopez, estuviste hasta hace un mes alli, entonces conoces bien el lugar, se que puede ser raro, pero necesito de tu ayuda, asi que si vos lo decidis y aceptas, volveremos a Buenos Aires, la decision es tuya".

No hay comentarios:

Publicar un comentario